"

UTE ABI Corredor Norte
Procedimiento de limpieza de los focos de las señales ferroviarias

Publicado el: 19/01/2017
UTE ABI Mutua Universal

La protección y mejora de la seguridad y salud de todos los que trabajan para o con UTE ABI Corredor Norte (Alstom, Bombardier, Indra), es un principio que rige su día a día. El objeto de esta Buena Práctica preventiva es divulgar y comunicar nuestro compromiso con la seguridad y salud.

UTE ABI Corredor Norte, en su constante mejora de las condiciones de seguridad y salud, ha desarrollado mediante la implantación de nuevos equipos dieléctricos esta Buena Práctica. Se implanta con el objetivo de dotar de medios y protocolos seguros a todos los trabajadores implicados en la ejecución de los trabajos de mantenimiento y limpieza de equipos singulares. Entre estos se incluyen las señales ferroviarias y cámaras instaladas en báculos y mástiles verticales, dispuestas a lo largo de la Línea de Alta Velocidad "Corredor Noroeste. Tramo: Valladolid - León".

Esta línea tiene una longitud de 166 km a lo largo de la cual disponemos de 134 señales ferroviarias y 446 cámaras, dispuestas en báculos o mástiles verticales, los cuales son objeto de nuestra conservación y mantenimiento.

Estos nuevos medios dieléctricos y el procedimiento que le acompaña, simplifica el anterior procedimiento de limpieza que incluía el transporte hasta el elemento objeto de mantenimiento de equipos pesados como escaleras de mano, gatos hidráulicos, abrazaderas y diversa herramienta. Además, incluía realizar importantes esfuerzos físicos durante el proceso de abatimiento de la señal o colocación de equipos auxiliares.

Con el nuevo procedimiento se evitan los riesgos de sobresfuerzo o golpes por manipulación incorrecta de las herramientas durante el abatimiento de la señal.

Anteriormente, en caso de fallo mecánico del gato hidráulico, no había otra opción que permitir el uso de escaleras de mano en la vía. Con este nuevo procedimiento se reducen también los trabajos temporales en altura desde escaleras en vía y se evita la posible caída del trabajador desde altura. También se reduce el riesgo eléctrico al alejar al trabajador de los conductores eléctricos, dotándoles de nuevos equipos dieléctricos para la ejecución de los trabajos.