Hi.lex Auto Parts Spain, S.L.

Publicado el: 13/10/2021

Proyecto protocolo COVID

Tal y como cuenta la directora de RRHH de la empresa, cuando comenzó a hablarse del coronavirus, presa por una inercia/intuición que a día de hoy agradece, se sentó delante del departamento de compras con una lista que, en aquel momento, daba risa: "Quiero 1000 mascarillas, 250 litros de gel hidroalcohólico, todos los guantes que encuentres, batas y dispensadores para el gel para repartir por toda la empresa de punta a punta".

La fábrica se abasteció. La eficiencia y rapidez del departamento de compras fueron claves. Tres semanas después, no quedaban mascarillas ni alcohol en ningún proveedor ni supermercado. En Hi.Lex tenían de sobra. La rapidez con la que aquello avanzaba no les superó. Habían provisto de material suficiente las instalaciones como para cubrirse. Pero necesitaban más. Mucho más.

Así empezó la odisea en la que el planeta entero se ha visto inmerso. Así empezó uno de los mayores retos profesionales vividos hasta ahora. En el camino, un ERTE de fuerza mayor, compañeros ingresados y familiares perdidos. No ha sido fácil. Pero en esta adversidad se han hecho mejores, más fuertes, más humanos.

  • Un estricto protocolo fue su almanaque en todo momento. Ampliaron zonas de entrada, escalonaron los horarios. Implantaron el teletrabajo. Compraron más batas, más máscaras, pantallas y metacrilato. Triplicaron la limpieza. Ventilaron a todas horas. Leyeron. Estudiaron. Preguntaron. El gestor Covid se convirtió en su aliado, a veces, sintieron que sabían más que él. Trazaron un plan de acción basado en la protección absoluta, la formación didáctica, clara y concisa y coordinación mucha coordinación.

  • APPS nuevas para que cualquier novedad llegara a todos los rincones de la fábrica.

  • Cajas y más cajas de antígenos para, ante la más mínima duda, realizar un test. Brotes. Paramos el brote en 5. Epidemiología les ayudó, les aconsejó. Les alentó y les aseguró que lo estaban haciendo bien.

  • Videos caseros para saber cómo desechar un guante. Cómo ponerte la mascarilla. Cribas de posibles empleados/as de alto riesgo. FFP2. Sin válvula.

  • Horas y más horas de reuniones. ¿Cómo lo hacemos? Hay que proteger.

Volvieron poco a poco del ERTE, antes de entrar se formó a todo el mundo por grupos. Tras navidades se cribó el 100% de la plantilla con test antígeno. Si se tenía contacto estrecho con un posible positivo (posible, no confirmado) el personal se quedaba en casa, con permiso retribuido y se iniciaba un rastreo con PCR pagadas por la empresa.

Todo este esfuerzo les ha permitido tener un mínimo índice de contagios. Parar un brote y concienciar a todo el personal de la importancia que implica la prevención. Y a veces, el confiar en la intuición.